LAS FUNCIONES DEL UJIER EN LA IGLESIA

Propósito de la lección: Enseñar a los ujieres cuáles son sus funciones, deberes y responsabilidades, qué se espera de ellos y cual debe ser su actitud hacia los demás, hacia el culto y hacia sí mismo.

El error más grave que puede cometer un ujier en la iglesia es la desatención. Se distrae, olvida el orden del culto, se le pasan los detalles convenidos, no se escuchan las instrucciones del líder de ujieres, se pasan por alto las necesidades de las personas, y la calidad y eficiencia del ujier desciende a cero cuando su mente divaga. El consejo de Pablo incluye a los ujieres cuando dice: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres… porque a Cristo el Señor servís” (Col 3:23, 24). El ujier requiere la misma concentración que el pastor, el músico, el que dirige el culto o el maestro de la Escuel Dominical. El ujier está para servir a las personas prestando ayuda individual. La responsabilidad del ujier comienza antes del culto. Como responsables de guardar las puertas de la Casa de Dios, deben ser puntuales y tendrán la responsabilidad de abrir las puertas del local de la iglesia con antelación suficiente a la hora de comienzo del culto y de cerrarlas una vez concluído el mismo y después de adecentar y ordenar el local.

En este ministerio hay TRES ÁREAS DE CONCENTRACIÓN:

PRIMERA: Concentrarse en las personas. Como las personas se habitúan a sentarse siempre en el mismo lugar, el ujier debe aprender esos hábitos. Dirigir con presteza a las personas a sentarse en sus lugares de costumbre les indicará el conocimiento del ujier. Sentar a los visitantes cerca de los asistentes regulares con una palabra de presentación es de gran ayuda para los que asisten por primera vez. Para acomodar a las personas en orden, es preciso saber dónde quedan asientos vacíos, y para ello hay que estar pendiente, sobre todo cuando la iglesia ya comienza a estar bastante llena. El ujier debe ser atento y respetuoso con las personas. Parte de la concentración requerida en el ujier debe ir encaminada a memorizar los nombres de las personas y dirigirse a ellas por su nombre propio. Si a los ujieres se les catalogara como en el ejército, se le daría un ascenso a cada ujier que aprenda a memorizar los nombres de las personas nuevas.

SEGUNDA: Concentrarse en el culto. Un buen ujier sabe concentrarse a la vez en las personas a las que está atendiendo y en el culto. Como cada parte del culto de adoración hace su propia contribución dentro del Cuerpo de Cristo. No permanece pasivo, sino que se suma también a la adoración. Sin embargo, el ujier debe estar muy atento a todo lo que sucede en el culto y con las personas, por lo que no debe cerrar los ojos.

El líder de ujieres tiene la responsabilidad de adiestrar a los ujieres, darle las instrucciones oportunas antes del culto, en el culto y despúes del culto. Cada ujier debe conocer la dinámica y el orden habitual de los cultos, así como el programa de las reuniones y cultos especiales. Cada ujier debe conocer su posición y su misión concreta en cada parte del culto, de acuerdo a lo que el líder de ujieres le haya indicado, hasta el más mínimo detalle y debe favorecer y animar con su ejemplo a que todo el mundo respete los momentos de quietud y reverencia en la reunión. Por ejemplo:

(a) Adoración. En esos momentos preciosos de quietud reverente, todo lo que un ujier haga debe ayudar a favorecer ese ambiente. No debe estar distraído ni hacer ruido ni nada que pueda distraer a los presentes.

(b) Llamamiento. Cuando el pastor está haciendo un llamamiento, ya sea a recibir a Cristo o para creyentes, el ujier no debe estar distraído. Debe colaborar con el pastor a mantener la atención de la congregación.

(c) Ministración. Una vez hecho el llamamiento, los ujieres estarán atentos para hacer sitio cerca de la plataforma, plegando y apartando un cierto número de sillas, con el fin de que las personas puedan pasar y ser ministrados con orden y sin que haya apelotonamiento. Una actitud de piadosa atención de parte de los ujieres es una ayuda para la invitación. Además, deben ayudar a las personas a “pasar al frente” para que se ore por ellas. Es muy importante que algún ujier quede pendiente de las personas que no pasaron al frente y les ayuden a mantenerse en actitud de oración y reverencia, no simplemente de meros espectadores.

Los ujieres han de permanecer muy atentos durante la ministración, pues su papel es relevante: Deben situarse detrás de las personas que están siendo ministradas para evitar que la persona pudiera caer libremente al suelo y golpearse. Si hubiera alguna manifestación de desorden mientras se ministra, ayudarán al traslado de la persona a otra parte del local para tratar con la persona en privado.

(d) Predicación de la Palabra. Aunque las obligaciones de los ujieres continúan durante todo el culto, es bueno que participen del mensaje escuchando con atención. Como siempre con atención al culto y a las personas. Los ujieres se preocuparán de que el predicador y en algunos casos, el intérprete, tengan un vaso de agua en el púlpito.

(e) Traslado de niños a la Escuela Dominical. Los ujieres prestarán su ayuda para que al terminar el tiempo de alabanza, el paso de los niños a la Escuela Dominical se haga rápida y silenciosamente.

(f) Dirección del culto. Los ujieres se preocuparán de que el que dirige el culto tenga un vaso de agua en el púlpito. Además, estarán atentos a sus indicaciones y le prestarán ayuda cuando se requiera. Durante el tiempo de alabanza si alguien ha llegado tarde, los ujieres discretamente les ayudarán a encontrar asiento para no distraer el orden del culto.

(g) Ofrenda. La ofrenda es una forma más de adoración y expresa, junto con los diezmos, la más tangible indicación de compromiso de los miembros con el Señor. Los ujieres son los encargados de tener listos los cestos de ofrenda, de asegurar que no faltan “sobres de diezmos y ofrendas”, de recoger y contar la ofrenda en los cultos, así como de entregársela al Tesorero de la iglesia.

(h) Momentos de meditación. En los momentos antes o después del mensaje en que el pastor pida a la congregación inclinar la cabeza en reverente silencio, los ujieres deben permanecer también en actitud de reverencia, pero atentos al pastor por si su ayuda fuera requerida en algún momento.

(i) Lectura de las Escrituras. Cada ujier tendrá siempre bien a mano su Biblia (se recomienda lleven Biblias de tamaño bolsillo que facilite su movilidad) y servirá de ejemplo al resto de la congregación, siguiendo él mismo la lectura de la Palabra, permaneciendo de pie en la posición que el líder de ujieres le hubiera indicado.

(j) Actividades especiales en el culto. Los ujieres asistirán a los líderes en la preparación que se requiera de las actividades especiales en el culto, como obras de teatro, mimo, coro de niños y otras en las que se requiera el movimiento de personas y cosas, para mantener el orden del culto.

(k) Sonorización. Dentro del grupo de ujieres habrá una o más personas que han sido adiestradas en el uso y funcionamiento del material de sonido y en la asistencia a colocación de micrófonos e instrumentos, poniendo especial atención y cuidado al tender los cables de conexión para que nadie pueda tropezar.

La grabación de mensajes en audio o video es otra de las comisiones de éste grupo especializado de ujieres, así como la asistencia en cantos especiales que requieren el uso de CD, cassette o mini-disc.

El ujier debe disfrutar del culto, aunque esté pendiente de lo que sucede alrededor. Los ujieres no deben tomar su función como pretexto para juntarse en la parte de atrás del templo y ponerse a hablar durante el culto. No hay justificación alguna para esto. El líder de ujieres es responsable de haberse reunido con los hermanos ujieres, habiendo planificado previamente lo que cada uno debe hacer y sus responsabilidades durante la reunión. El ujier de una iglesia que se concentra en lo que está sucediendo en el culto y en el porqué, realizará un trabajo más eficaz y será ministrado personalmente en el propio culto. Servir de ujier no significa dejar de recibir, ignorar o ser inmunes a la presencia y la gracia de Dios. Como miembros de la congregación tienen su necesidad espiritual y deben ser ministrados, pudiendo acudir a los llamamientos. Ésto debe hacerse de forma ordenada y coordinada con el líder de ujieres.

TERCERA: Concentrarse en sí mismo. El concepto de prestarse atención a sí mismo puede parecer repulsivo, pero el respeto personal y el estar seguro de uno mismo, son virtudes admirables. El ujier que se concentra en las personas y en el culto, hallará fácil concentrarse en su propia relación con las dos anteriores. Para que esto pueda entenderse mejor, os indicamos a continuación una lista de cosas que un ujier debe verificar en sí mismo:

Su aseo:

– Limpieza personal

– Perfume y desodorante

– Boca aseada

– Sin chicle (goma de mascar)

– Cabello arreglado

– Bien afeitados los chicos

– Bien vestidos (con uniformidad entre los ujieres)

– Zapatos limpios

– Camisa y corbata limpias

– Con identificador visible (si procede)

Su tarea

– Ser puntual

– Nunca dejar su puesto

– No abusar ni usurpar autoridad

– Atención especial a los invitados

– Seguir las instrucciones

Su actitud

– Orgulloso de ser un ujier

– Optimista acerca de su iglesia

– Conversación agradable

– Rostro agradable

– Una actitud no crítica

– Piadoso

– Humilde

El Ujier de la iglesia es un embajador de amabilidad

Debido a que los contactos de los ujieres se hacen directamente con las personas de manera individual, es importante que aprendan a pensar con amabilidad y comprensión acerca de ellas. No debe esperar demasiado de los demás. Un ujier eficiente aprende cómo aceptar a las personas como son, en vez de como él quisiera que fueran. Por ejemplo, ya que la naturaleza de los adolescentes es ser irreflexivos, inestables, fastidiosos y hasta rebeldes, el ujier no los ayudará a ellos ni a la iglesia, criticando o teniendo pensamientos poco amables sobre ellos. Dejar que los adolescentes o los niños sean como son, puede ser de más ayuda que leerles la “cartilla” de deberes. El ujier debe informar al pastor y a su líder de ujieres de las irregularidades que detecte, pero nunca debe tomarse como personal un problema o situación, ni tomarse la justicia por su mano, ni leer la cartilla a nadie. Antes bien, debe hacerse respetar con amabilidad y dando ejemplo. El ujier logra el respeto de los hermanos con su trato dulce, amable y educado. A través de la imposición y autoritarismo no se consigue nada de nada. Más bien se logra que los demás no le respeten a uno. Por el contrario, se consigue más a través de una actitud conciliadora y comprensiva. No entre nunca en discusiones vanas y ofrezca siempre “La respuesta mansa aplaca la ira”.

Otro grupo especial en la iglesia son las personas mayores. Ellos necesitan más seguridad que los adultos que tienen una familia activa. Estar consciente de sus necesidades especiales -problemas auditivos y visuales, necesidad de acompañarles al cuarto de baño, etc- puede ser como el vaso de agua fría que damos en el nombre de Jesucristo.

Probablemente, las personas más necesitadas en un culto son las que visitan la iglesia por primera vez. Cada uno tenemos nuestra propia experiencia personal y conocemos historias lamentables sobre ujieres y su encuentro con personas que visitan por primera vez la iglesia. No cuesta demasiado decir: “¡Hola!”. Una sonrisa de bienvenida -”Bienvenido a nuestra iglesia. Le agradecemos su visita. Nos gustaría que disfrute del culto de hoy”- le puede dar tanta seguridad a un visitante como una cuerda salvavidas a un hombre en aguas profundas. Una palabra de presentación con uno o dos miembros de la iglesia pueden hacer la diferencia entre la ansiedad y la feliz adaptación de un nuevo visitante. Además, el ujier entregará a cada persona que nos visite la “hojita de bienvenida” para que nos indique su nombre, dirección y teléfono de contacto. Recogerá las hojitas de bienvenida y las entregará al Líder de ujieres, quien ya sabe lo que debe hacer con ellas (Libro de registro y seguimiento de contactos). Los ujieres realizarán además un recuento de todos los asistentes a cada culto, diferenciando entre:

Ÿ  Adultos

Ÿ  Niños

Ÿ  Visitas

Estos datos nos ayudarán a realizar un buen seguimiento de la actividad de nuestra iglesia en el tiempo. Pero requiere de ujieres disciplinados que tengan la paciencia de contar y anotar estos datos en cada culto.

La amabilidad en la conversación es algo que puede desarrollarse por los ujieres que lo intentan. Declaraciones negativas que tienden a juzgar y parecer críticas son lo opuesto a la amabilidad. Tampoco utilices las bromas o los chistes, si no tienes la confianza suficiente con una visita, ya que te pueden malinterpretar. Aquí hay algunos ejemplos:

1. Negativo: “Imposible, usted no puede pasar ahora!” Positivo:  “Permítanos un momento y le buscamos asiento”.

2. Negativo: “Llegó tarde, ahora tiene que sentarse en la parte de atrás”. Positivo:  “Como el culto ha comenzado, tenemos un lugar para usted        cerca de la parte de atrás”.

3. Negativo: ”No se puede quedar aquí por donde todos pasan”. Positivo: “¿Podría pasar para acá donde los demás no interfieran su                    conversación?”

4. Negativo: “A su edad, me imagino que no puede oír  bien”. Positivo: “Tenemos buenos lugares en la parte de adelante donde todos pueden ver y oír mejor”.

5. Negativo: “¡Eh chicos, callaos!” Positivo: “Muchachos, por favor ¿podrían ayudarnos a mantener el orden y reverencia en el culto?”

Hay una palabra final de precaución acerca de expresar amabilidad: Los ujieres deben tener cuidado de no colocar las manos sobre las personas con el fin de persuadirlas o expresar familiaridad, porque puede ser malinterpretada. Deja que la amabilidad proceda del corazón y no de las manos.

Sentando a las personas

Una de las principales funciones del ujier, es sentar a las personas. Se les debe sentar así:

En primer lugar, los ujieres deben llegar por lo menos treinta minutos antes de la hora del culto para recibir instrucciones y su tarea concreta en la puerta y pasillo o área correspondiente, de parte del líder de ujieres. Después de revisar el archivo para asegurarse de que hay suficientes sobres, himnarios, Biblias, lápices y otros materiales, y que éstos están en su lugar, el ujier toma su paquete de  boletines de la iglesia y comienza sus responsabilidades de sentar a las personas con la llegada de las primeras personas. Esas asignaciones de posiciones y áreas de responsabilidad siguen hasta el final del culto.

En segundo lugar, los ujieres sentarán a las personas lo más cerca posible del frente y del centro, como parezca apropiado. Los asientos de atrás siempre pueden llenarse con las personas que se han retrasado, pero a menudo es difícil lograr la cooperación de los que llegan tarde para sentarlos en frente. Acomodar a las personas de atrás hacia el frente es una técnica muy pobre. Muchas iglesias emplean cuerdas para reservar los últimos tres bancos para los que llegan tarde. Sin embargo, si alguien insiste en sentarse cerca de la parte posterior, es mejor tenerlo atrás que no tenerlo en ningún lugar.

En tercer lugar, cuando las personas llegan al pasillo para que se les siente, el ujier les dará un amistoso saludo y les sugerirá su plan para sentarlos. Por ejemplo, puede decirles: “Me gustaría sentarlos cerca de la mitad.” O: “Tengo dos lugares al lado del pasillo”. “Creo que disfrutará del culto si está sentado cerca de la parte de adelante”. Las personas normalmente cooperan cuando se les ofrece amablemente una sugerencia.

Sin embargo, un ujier tiene problemas si cae en la trampa de preguntarle a alguien: “¿Dónde le gustaría sentarse?” Eso puede llevar al visitante a la misma clase de dilema que algunos enfrentan al elegir el menú. Por tanto, la iniciativa en la sugerencia debe hacerla el ujier.

En cuarto lugar, el ujier caminará lentamente por el pasillo deteniéndose en el banco donde sentará a las personas y formará una pequeña puerta en el lugar donde va a sentarlas, poniendo la mano en el respaldo de la silla de enfrente. Si el ujier camina demasiado rápido, las personas se quedarán detrás y se sentirán muy solas. Entonces buscarán un lugar más cerca de la parte de atrás y dejarán al ujier caminando solo. Hay dignidad en caminar despacio, y las personas están lo suficientemente cerca para susurrar alguna pregunta o palabra de instrucción al ujier, si es necesario.

En quinto lugar, hay dos reglas fundamentales para sentar a la congregación: (1) El ujier nunca permite que ninguna distracción le impida estar al tanto de las personas que llegan a su pasillo. El nunca deja su lugar o cae en la desatención. (2) Un ujier nunca señala a un lugar y envía a las personas a sentarse por sí mismas. El les muestra personalmente los asientos.

En sexto lugar, hay varias maneras de estar seguro, de que un ujier está disponible a la cabeza del pasillo, a cualquier hora, para sentar a las personas. En las iglesias grandes que tienen largos pasillos, se necesitan dos ujieres para cada pasillo. En esos casos, un ujier, algunas veces, está a la cabeza del pasillo saludando a las personas y dirigiéndolas luego, al otro ujier que está a mediación del pasillo, preparado para sentarlas. En otras iglesias, se coloca un ujier ambulante en medio de dos pasillos y camina para ayudar a sus colegas cuando es necesario. Este ujier ambulante, en realidad trabaja en dos pasillos de la iglesia. En las iglesias pequeñas sólo se necesita un ujier por pasillo. El líder de ujieres es el responsable de definir el número de posiciones y áreas de responsabilidad de caja ujier.

La ofrenda de la iglesia

Al menos desde los días de Pablo, recoger una ofrenda en la iglesia ha sido parte de la adoración: “En cuanto a la ofrenda…cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado” (1 Co16:1,2).

La ofrenda de la iglesia consta de los siguientes cinco factores:

En primer lugar, es pasar al frente en orden: En un culto normal, la ofrenda la deben pasar al menos dos ujieres. Durante el tiempo de la ofrenda, la congregación suele distraerse y aprovechan para conversar. Con el fin de que esto no suceda generándose un cierto desorden, los ujieres pasarán al frente con rapidez, recogiendo los cestos. En la mayoría de las iglesias, los ujieres que sientan a las personas reciben la ofrenda de su pasillo. No obstante, algunas iglesias usan un grupo separado de ujieres que están sentados en el banco del frente, listos para su tarea cuando llega la hora de levantar la ofrenda. Regularmente, el pastor usará algunos comentarios introductorios o pasajes bíblicos para preparar la recogida de la ofrenda y motivar al pueblo a dar. Entonces con una señal dada por el líder de los ujieres, o el pastor, los ujieres pasan de forma inmediata y ordenada al frente, recogen los cestos y se sitúan a ambos lados del púlpito para orar.

En segundo  lugar, es la distribución de los cestos de la ofrenda: En algunas iglesias el líder de los ujieres distribuye las cestas de la ofrenda a los ujieres en la parte de atrás del templo, y ellos las llevan en la mano hacia el frente. En otras iglesias, están en la mesa de la Santa Cena como símbolos de adoración y son distribuidos por el pastor o un anciano. Uno de ellos hará una oración antes de recoger la ofrenda. Mientras los ujieres pasan la ofrenda, otro ujier puede leer el siguiente texto:

1 Cr 29:11-18 11Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. 12Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 13Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre. 14Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos. 16Oh Jehová Dios nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es tuyo. 17Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada; por eso yo con rectitud de mi corazón voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que tu pueblo, reunido aquí ahora, ha dado para ti espontáneamente. 18Señor, conserva perpetuamente esta voluntad del corazón de tu pueblo, y encamina su corazón a ti”. En el nombre de Jesús. Amén.

En tercer lugar, es la bendición o dedicación: Si los ujieres llevan las cestas de la ofrenda con ellos al frente del templo, por lo regular se detienen al lado de la primera línea de sillas y a ambos lados del púlpito. El pastor o la persona que dirige pedirá que alguien (puede ser un ujier u otra persona) haga la oración de bendición o de acción de gracias antes que se reciba la ofrenda. Los ujieres están de pie con reverencia en sus lugares hasta que haya concluido la oración.

Si las cestas de la ofrenda son distribuidas desde la mesa de la Santa Cena, entonces los ujieres deben dirigirse al frente y al centro del templo para recibir su cesta y esperar con reverencia la oración de bendición.

Como una tercera opción algunas iglesias instruyen a sus ujieres a traer sus cestas de ofrenda con ellos desde la parte posterior del templo y a proceder inmediatamente a recibir la ofrenda comenzando con el primer banco y caminando hacia atrás hasta el fondo. Después que se reciba la ofrenda, los ujieres se detienen frente a la mesa de la Santa Cena donde el pastor hace una oración de dedicación. La ofrenda se pone entonces en la mesa de la Santa Cena  hasta que el culto termina. Es bueno que el paso de la ofrenda vaya acompañado de un canto de alabanza, con la congregación puesta en pie, para que no haya distracción ni la gente empiece a hablar. La ofrenda es un acto de adoración.

En cuarto lugar, el recuento de la ofrenda. Una vez terminado el culto, los ujieres cuentan la ofrenda que se ha levantado, la introducen en un sobre, anotando la cantidad en la parte exterior y la entregan al Tesorero de la iglesia.

Funciones diversas

Aparte de las principales obligaciones del ujier de sentar a las personas y de recibir la ofrenda, hay muchas otras funciones de importancia fundamental. He aquí unas cuantas:

Boletín de la iglesia: Los ujieres tienen la responsabilidad de preparar el Boletín de la iglesia, en coordinación con el pastor y los líderes de cada ministerio (Damas, Jovenes, Escuela Dominical, Tesorero, etc). Se encargarán de su preparación, impresión, producción del número de copias necesario y su distribución antes del culto.

Proyector de transparencias e himnarios: Los ujieres deben conocer los cánticos espirituales que se cantan habitualmente en la iglesia, mantener bien ordenado y al día el fichero de transparencias y coordinarse con la persona que va a dirigir la alabanza, para tener todo preparado antes del culto. Durante el tiempo de alabanza, uno de los ujieres se encargará de proyectar la letra de los cantos que se hayan seleccionado. Cuando hay nuevas canciones que incorporar, el ujier responsable toma nota de ellas y se encarga de crear las transparencias correspondientes. Es conveniente disponer además de Himnarios, con la letra de las canciones habituales. Éstos pueden usarse de forma regular o en la eventualidad de que el proyector no funcione.

Niños que abandonan el culto: Los niños debieran aprender muy pronto que no se permite pasear alrededor de los asientos del templo. Esto es especialmente cierto si los niños proceden de hogares que no pertenecen a la iglesia y están sentados lejos de la supervisión de los adultos. Los ujieres deben tratar a estos niños con mucha amabilidad pero no pueden permitirles que distraigan el culto. Pueden sentar a los niños en la parte de delantera permaneciendo al lado de ellos o llevarlos a la parte de atrás si están especialmente revoltosos, de modo que ellos no distraigan a las demás personas al hacerlos volver a sus asientos. Además, cuando un niño deja el culto esto tiende a iniciar una procesión de otros. Propiedad y comprensión son necesarias en el manejo de este delicado problema. Pero con tacto y amabilidad los niños pueden aprender a permanecer en el templo durante todo el culto. Las personas que tienen problemas físicos y que por ello necesitan salir del culto deben sentarse cerca de la parte de atrás y lo más próximo posible a la puerta de salida.

Sentando a los que llegan tarde: Los que llegan tarde deben sentarse durante el tiempo de la alabanza, pero nunca durante un llamamiento o durante el ministerio de alguna música especial. Los que llegan demasiado tarde, después que el sermón ha comenzado, deben sentarse lo más inadvertidamente posible. Haber reservado los últimos lugares ha sido una gran ayuda en el alivio de este problema en muchas iglesias.

Inscripción de los invitados: Los ujieres son responsables de distribuir las hojitas de bienvenida a los invitados y visitas. Algunos invitados no quieren ser identificados; y en ese caso debe respetarse su privacidad. Una buena sugerencia es que la persona que ha traído al invitado le entregue personalmente la hojita de bienvenida. Lo importante es hacer que los invitados se sientan bienvenidos.

Tratar con personas problemáticas: Borrachos, pandilleros y otros tipos de sujetos algunas veces entran en la iglesia con la esperanza de obtener los beneficios del humanitarismo cristiano. Esas situaciones deben manejarse con amabilidad cristiana, pero con firmeza, sin involucrar al pastor. Muchas iglesias de ciudad, que han tenido una gran cuota de esa clase de problemas, tiene procedimientos ya establecidos y los ujieres los conocen bien.

Procedimientos de emergencia; La actuación de los ujieres en situaciones de emergencia como una enfermedad física, fuego, un apagón y otras, deben estar planificadas de antemano, de forma que todos saben lo que hay que hacer. Los teléfonos de la policía, bomberos, ambulancias y servicios médicos deben estar accesibles. Extintores de incendios, luces de emergencia, linternas, etc deben estar a la mano. Y aun más importantes son los procedimientos a seguir por los ujieres en cada caso.

Problemas de estacionamiento: Cuanto más grande sea la iglesia, tanto mayores serán los problemas de estacionamiento. Hay situaciones en que algún vehículo queda mal estacionado y comienza a escucharse el molesto sonido del claxon. Los ujieres deben avisar rápida y discretamente al propietario del vehículo para que proceda a retirarlo y estacionarlo correctamente.

Cultos de Santa Cena: En algunas iglesias los ujieres participan en la distribución de los elementos de la Santa Cena. En general, se emplean las mismas técnicas usadas en la recogida de la ofrenda. Sin embargo, en los cultos de Santa Cena, se requieren más personas debido a la doble distribución de pan y vino. Deben prepararse totalmente los detalles de ese culto entre el pastor y el líder de los ujieres. El propósito de esa distribución es servir a todos lo más pronto posible pero en un atmósfera reverente.

Control de registros. Los registros exactos de asistencia se consideran responsabilidad de los ujieres en muchas iglesias. Entre las cosas que forman parte del archivo de los ujieres están incluidos los formularios de registros. De ésta forma podrá saberse como evoluciona la iglesia en el tiempo. Es importante tomar ese registro de la manera más discreta posible. A algunas personas no les gusta que se les cuente y el proceso puede también llegar a ser una distracción al culto.

Presentación de niños. En los cultos en los que hay presentación de niños, suelen haber bastantes visitas. Es importante que los ujieres coordinen bien la atención de los familiares y visitas para que puedan disfrutar del culto, reservando previamente los asientos de familiares y amigos de la criatura que va a presentarse, recibiéndolos y orientándolos de forma especial a su llegada al templo.

Bodas: Los ujieres de la iglesia deben conocer como se desarrolla la ceremonia habitualmente y cuál debe ser su función en cada una de sus partes. Todo comienza sentando a los invitados. Hay que mantener siempre despejado el pasillo central, ya que éste está reservado para la novia y su cortejo. El pasillo a veces se cubre con una alfombra roja.  A los invitados de la novia se les sienta a la izquierda del pasillo central y a los invitados del novio a la derecha. Los parientes del novio y la mamá de la novia se sientan en la misma fila en lados opuestos del pasillo. Nadie se sienta delante de ellos. La última persona en sentarse antes que la boda comience es la madre de la novia. Para sentar a los invitados en una boda debe seguirse un procedimiento muy formal. Los ujieres deben preguntar a las personas cuando van llegando si son invitados del novio o de la novia, y entonces dirigen a los invitados al lugar apropiado. El ujier ofrece su brazo a la dama mientras su compañía lo sigue por el pasillo al lugar que el ujier ha escogido para que ellos se sienten. Como ese es un proceso más lento que la tarea normal de sentar a las personas en el templo, es sabio poner varios ujieres en servicio para evitar un embotellamiento al comienzo del pasillo. Si los invitados dicen que vienen en honor de ambos novios, entonces debe ubicárseles en la parte donde hay menor número de personas. Al final de la ceremonia nupcial, todos deben permanecer sentados hasta que los novios salen del templo.

Funerales: Los que portan el féretro por lo regular son familiares, aunque los ujieres deben estar prestos a ayudar si les fuera requerido. En todo caso, en un funeral de la iglesia se necesita que los ujieres sienten a las personas asistentes, prestando máxima atención a los familiares de la persona fallecida. Los funerales en la iglesia con frecuencia son más largos que los que se realizan en las capillas de las funerarias. En muchos casos, una persona muy conocida puede tener el tributo de una nutrida congregación en el culto fúnebre. Será necesario un culto sosegado y eficaz bajo la supervisión general del pastor, quien comunicará al líder de ujieres cualquier información especial sobre arreglos de acomodo y programa que la familia desee.

Congregaciones muy concurridas: Otras ocasiones especiales tales como Semana Santa, Navidad, cultos unidos y reuniones especiales, a menudo provocan una asistencia que rebasa la capacidad del templo. La dignidad y la presteza de parte de los ujieres ayudará a dar curso a todos los problemas que puedan surgir. Si el plan para asientos adicionales incluye sillas plegables, ellas deben estar rápidamente disponibles, y puestas para usarse mediante un plan establecido y acordado previamente. Si se usan otras habitaciones extras para esas situaciones, el líder de los ujieres debe determinar cuándo hacer cada movimiento para suplir los espacios adicionales. En cualquier caso, las vías de evacuación principal (pasillos, puertas de salida, etc) deben quedar libres, no pudiendo sentar a nadie en ellas, ya que las consecuencias pueden ser muy desagradables. Además, debe atenderse y comprobarse de antemano la iluminación, la calefacción, el aire acondicionado, el uso de programa o boletín, el equipo de sonido y otras necesidades. Conversaciones informales entre los ujieres y las carreras desorganizadas entre ellos tienden a ser una distracción, por lo que deben evitarse.

Espero que sea de bendición para todos los hermanos con un llamado a servir y edificar en la iglesia a través del Ministerio de Ujieres.

About these ads

~ por elhogarcristiano en 16 octubre 2010.

42 comentarios to “LAS FUNCIONES DEL UJIER EN LA IGLESIA”

  1. me guusto mucho su enseñanza gracias esta muy bien me gustaria un estudio sobre las funciones de diaconos en la iglesia en definicion como este estudio muy explicado gracias bendiciones

  2. Es de gran bendicion este tipo de formación, DIOS los BENDIGA. GRACIAS. I.C.J.M.I. B/QUILLA COL.

  3. Gracias me gusto mucho la enseñanza y sera de mucha bendición Que Dios los bendiga.

  4. BENDECIDOS!!!! REALMENTE ESTE ESTUDIO SERA DE MUCHO PROVECHO Y CRECIMIENTO PARA DESARROLLARNOS EN MEDIO DEL CUERPO DE CRISTO. YA QUE NUESTRO PROPOSITO ES LA EXCELENCIA. GRACIAS

  5. bendiciones esta encenansa esta muy buena porque nos ayuda a hacer las cosas con exelencia porque lo hacemos para Dios

  6. me encanto esta ensenansa lo compatire con mi grupo de ujieres

  7. EXCELENTE, DIOS TE BENDIGA

  8. Dios los Bendiga, gracias de todo corazon he aprendido mas cosas y a refrescar la mente de nuestros deberes y funciones!! GRACIAS

  9. [...] de Judá . UJIER : una novela de Una historia de servicio … – Panteon de Judá . LAS FUNCIONES DEL UJIER EN LA IGLESIA « Blog del Grupo de … . El ministerio de Ujieres [...]

  10. Que el Eterno Dios Todo Poderoso me los continuen bendiciendo y gracias por este estudio sobre ujires esta de bendicion y lo pondre por obra en mi vida para trabajar en mi iglesia con formacion y exelencia y todo para la Gloria de Jesucristo.

  11. De gran bendicion; me gustaria el mismo estudio pero para diaconos

  12. Gracias

  13. Gracias por la informacion porq quiero hacer un trabajo bien hecho porq es para mi Dios, Dios los bendiga.

  14. Excelente enseñanza!! la compartiré con el equipo de ujieres de Mi iglesia y nos sera util para ser Servidores De Reino!!!! y por supuesto de Alto Nivel. Le bendigo

  15. Mi esposo y yo somos lideres de ujieres en Agua Viva La Paz, BCS y este blog esta genial, bendiciones.

  16. Gracias por este material, es de muchísima importancia y se que me será de mucha ayuda, Dios les bendiga.

  17. Excelente enseñanza..bendiciones

  18. Super interesante, con muchos detalles que son vitales para un buen funcionamiento…Excelente…y de Gran Ayuda…Bendecidos…

  19. Excelente información, y para estudios sobre éste tema que tanta falta hace en las iglesias.

  20. Que el Señor siga bendiciendoles! Gracias por estas sugerencias, las pondré en práctica para seguir creciendo en el servicio al Señor!!!

  21. A sido de bendicion esta ensenanza para mi y la he puesto en practica en mi congregacion GRACIAS!

  22. Gracias por el estudio, esta excelente para compartirlo con los lideres de la iglesia pues estoy seguro que sera de gran bendicion. Que Dios los bendiga y sigan compartiendo mas lecciones.

    PS Me gustaria saber que medidas deben tomarse para controlar situaciones de personas que se mueven entre congregaciones que van o vienen, incluyendo ujieres y los que tienen ministerios como la predicacion o la alabanza.
    MUCHAS GRACIAS

  23. Es de bendiciòn para muchos en sus inicio de lideres como ugieres lo mas lindo es servirle a Dios y poder ayudar a otros como ustedes hacen en este memento

  24. dios los siga usando par
    a servirle con amor y prospere este ministerio porque dios nos da a manos llenas los amo en cristo dios los bendiga

  25. Muy detallada la instrucción le felicito Dlb

  26. gracias por esta enseñanza nos ayuda mucho en este privilegio que DIOS nos dio mercedes

  27. Dios les bendiga estoy muy agradeciada, muy linda enseñanza, Dios le siga dando mas sabiduria,,,, se que me va a servir de mucho ya que quiero hacer un buen trabajo para la obra de Dios……

  28. Me servira de mucho se que si, ya que soy lider de ugieres gracias, Dios bendiga,,,,,

  29. Gracia es muy bueno poder contar con una orientación tan precisa Dios los bendiga mucho

  30. gracias por la orientación ya que es hoy el día que asistiré como ujier y esto me ayudara hacerlo bien. dio les bendiga

  31. Muy bien todo cuanto aquí se presentó, que Dios les bendiga.

  32. Soy de Ecuador de la Iglesia Alianza Bettel Pelileo líder de Ujieres este comentario nos motiva a seguir con bendición en este Servcio que nuestro Padre Celestial nos a encomendado sigan adelante.

  33. El Señor les bendiga grandemente, gracias por toda esa informacion es de mucha ayuda y edificacion espiritual.

  34. Me. Ha. Encantado. Esta. Lección. Estamos. Instruyendo nuevos. Ujieres y. De aquí. Saldrá. Parte del. Seminario

  35. DIOS LE BENDIGA, muy acertada la enseñanza y consejo acerca del trabajo de los Ujieres, que bueno es tener un apoyo extra para aprender y ampliar las reglas acerca de como servir en la Iglesia como Ujier. Francisco Irigoyen de Chihuahua Chihuahua Mexico

  36. Dios les bendiga !!!!

  37. Muy hermoso Dios les bendiga

  38. Gracias, ha sido de mucha ayuda…Dios les siga bendiciendo mucho

  39. es de verdad muy bueno esto me ayudara bastante bendiciones

  40. Megutomucho asido de bendicion paramifamilia

  41. Dios te bendiga, muy bueno, pero un comentario o critica constructiva es que todo lo que escribes, al menos los títulos o subtitulo deberías sustentarlos con un versículo de la biblia, gracias.

  42. MUCHAS GRACIAS POR ESTE MATERIAL TAN VALIOSO Y ENRRIQUESEDOR, COMO LIDER DE UJIERES SERA DE GRAN AYUDA PARA NUESTRO MINISTERIO Y PODREMOS MEJORAR ALGUNOS ASPECTOS EN LOS CUALES HEMOS FALLADO, QUE DIOS LOS CONTINUE BENDICIENDO MUCHO.
    CARLOS MARTINEZ P. 10 DE JUNIO DE 2014

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores

%d personas les gusta esto: